Campo del Moro – Jardines Reales en Madrid

En tiempos de pandemia se han hecho imprescindibles los planes al aire libre. Y he decidido tomar esta situación como una oportunidad para redescubrir lugares de Madrid a los que hacía mucho tiempo que no iba. Uno de ellos es el Jardín del Campo del Moro.

campo del moro viajero errante ©

Parece mentira que estando tan cerca haya tenido que pasar un montón de años para volver a disfrutarlo. Y creo que el otoño es una época perfecta porque el parque está inmerso en una preciosa explosión de color.
Allá va un poco de información a tener en cuenta si decides hacerle una visita.

Un poco de historia

El terreno que ocupa el Jardín del Campo del Moro es de planta rectangular y de veinte hectáreas de extensión. Está delimitado por la Cuesta de San Vicente, la Cuesta de la Vega, el Parque Atenas y el Palacio Real por el norte. Uno de los puntos a solucionar era el gran desnivel del terreno, que solucionó el arquitecto Narciso Pascual y Colomer (también es el responsable del diseño de la cercana Plaza de Oriente). A el le debemos la gran avenida que lleva al Palacio Real y con la que puso solución de una manera elegante al desnivel, que también fue rellenado con los restos de los edificios demolidos durante la ampliación de la Puerta del Sol.

campo del moro viajero errante ©

Las obras empezaron a mediados del siglo XIX y después de un parón se retomaron durante la última década del siglo.

Se plantaron unos 9500 árboles, de unas 70 especies diferentes. Algunos de los árboles que hay hoy en día tienen más de 150 años. Durante la Guerra Civil, los jardines sufrieron muchos daños debido a su cercanía con el frente del bando nacional situado en la Casa de Campo. Y tuvo que ser reconstruido en la década de 1940.

Si quieres saber más sobre la Casa de Campo puedes echarte un vistazo a la siguiente entrada: Casa de Campo de Madrid – Planes al aire libre.

El Campo del Moro fue declarado Monumento Histórico Artístico de Madrid en 1931.

¿A qué se debe su nombre?

Pues se llama así porque en el año 1109 el caudillo musulmán Alí Ben Yusuf ubicó en el terreno que ahora son los jardines a su ejército. El propósito era reconquistar la villa de Madrid. La ciudad resistió aunque con daños, y Alí Ben Yusuf tuvo que retirar sus tropas.

Qué ver en los Jardines del Campo del Moro

  • Fuente de los Tritones y Fuente de las Conchas: Son las fuentes que están en la avenida principal que une el Paseo de la Virgen del Puerto con el Palacio Real. La de los tritones fue trasladada al Campo del Moro desde Aranjuez en 1848, donde había permanecido desde 1657. Se dice que es la fuente monumental más antigua de Madrid. La Fuente de las Conchas es la que está en el centro de la avenida.
  • La Casita de la reina fue levantada en 1898 en estilo tirolés. Está cerrada, así que no se puede visitar por dentro, pero es muy fotogénica y los alrededores son especialmente bonitos.
  • Chalé del corcho se construyó el mismo año que la Casita de la reina. Es un pequeño recinto con forma octogonal y está recubierto casi por completo de corcho. Su estado de conservación es bastante lamentable.
  • El Museo de carruajes se construyó en 1960 y tiene carruajes que fueron propiedad de la corona española, pero por desgracia lleva ya bastante tiempo cerrado.

Cómo llegar y horario del Campo del Moro

La parada de metro más cercana es la de Príncipe Pío. Los autobuses Líneas 3, 25, 39 y 148 tienen paradas cercanas.

Los jardines están abiertos todos los días de 10:00 a 18:00, y a partir de abril y hasta septiembre de 9:00 a 21:00.

La entrada es gratuita.

Podéis confirmar la información aquí.

campo del moro viajero errante ©

Los jardines y el Covid19

Los jardines tienen un aforo máximo de 118 personas hasta nuevo aviso. Pero he de decir que cuando yo fui, no había nadie que controlara dicho aforo a pesar de ser un sábado. Por suerte no había mucha gente y apenas nos encontramos con alguna familia y algunas parejas en el rato que estuvimos paseando. Y es que a pesar de lo cerca que están estos jardines del centro y lo bonitos que son, es un rincón muy poco frecuentado por los madrileños.

campo del moro viajero errante ©

Así que os animo acercaros a este jardín que es precioso especialmente en otoño y muy tranquilo todo el año.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo. Cuesta muy poco y nos ayudas mucho. wink

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!