Cuevas de Batu en Kuala Lumpur – Guía completa.

Una impresionante estatua gigante, 272 escalones y un templo imperdible. Las Cuevas de Batu.

Si viajas a Kuala Lumpur, hay dos lugares que sí o sí vas a querer visitar. La primera, las Torres Petronas. Son un icono mundial y con razón. Y el segundo lugar icónico de Kuala Lumpur que visitar, son las Cuevas de Batu. Aunque no están propiamente en la capital malaya, están a 13 kilómetros de distancia.

Las Cuevas de Batu son un conjunto de templos hindúes. El complejo de mayor tamaño fuera de la India, por lo que es un lugar importante de peregrinaje y uno de los lugares más populares para los turistas.

La verdad es que es un sitio “muy resultón”. La entrada es imponente. Ver desde el patio la enorme escultura del dios Murugán (de 42 metros de alto) con la montaña a sus espaldas y las coloridas escaleras adentrándose en ella, es un momento de esos que no olvidas. A pesar de que probablemente hayas visto decenas de fotos del lugar, no te dejará de sorprender.

A mi en ese sentido me gustó mucho. Pero hay algo de las Batu Caves que odio y que me estropearon (un poco) la visita. Son los monos.

Mención especial para los monos.

Hay cientos de monos campando a sus anchas desde el inicio de las escaleras. De todos los tamaños y edades. Y todos ellos tienen en común la querencia exagerada hacia los objetos de los turistas.

¡No les deis comida!

Si te descuidas te roban. Mochilas, bolsas de cámaras, bolsas que llevéis en las manos… Pero tienen especial predilección por cualquier bebida y comida. Coca-colas, helados, fruta… No le hacen ascos a nada. Así que a mi, que no me gustan especialmente, estar rodeada de ellos me resultó muy incómodo. Y eso que nosotros ya íbamos prevenidos y no llevábamos nada que fuera fácil de agarrar.

Mirar hacia la pared de la cueva y ver cientos de monos subiendo, me hizo sentirme en el Planeta de los Simios. Y no me gustó. uneasy

Pero aparte de esto, la verdad es que vale la pena acercarse hasta las Batu Caves. Los templos no son los más bonitos que he visto, pero verlos en una cueva tan enorme es un lujo.

Si quieres saber los mejores lugares que ver en Malasia, te recomiendo esta entrada: «Qué ver en Malasia. Los 10 mejores lugares que visitar.»·

Cómo llegar a las Cuevas de Batu.

A las Batu Caves se llega muy fácilmente desde Kuala Lumpur en tren. Sale desde la estación de KL Sentral y tarda entre media hora y 45 minutos en llegar. La parada en la que tienes que bajarte se llama Batu Caves, así que no tiene perdida.

Puedes ver los horarios de salida en esta web pero si pasáis por la estación antes de ir, preguntad para aseguraos del horario. No vaya a ser que lo cambien.

El precio es de unos 5 MYR (1,2€) el trayecto.

Otra opción, bastante más cómoda es ir en taxi, o Grab. Sobre todo Grab es una aplicación, que funciona igual que Uber. Por lo que está muy bien, ya que sabes de antemano cuanto vas a pagar. Es muy útil para hacer traslados en muchas países de Asia.

cuevas de batu

Qué ver en las Cuevas de Batu.

  • Cueva Catedral.

Es la cueva principal y la razón primordial de la visita. La entrada es inconfundible, con la estatua de 42 metros, y la escalera de 272 escalones. Una vez dentro veréis una enorme cueva de más de 100 metros de altura y varios templos dentro.

Es la única que nosotros visitamos, y estuvimos alrededor de una hora, u hora y media. Es la única gratuita, en las demás hay que pagar entrada.

cuevas de batu
  • Dark Cave.

Es una cueva de dos kilómetros de largo. Llena de murciélagos, por lo visto. Aunque ahora mismo está cerrada y no sé si van a abrirla de nuevo.

  • Ramayana Cave.

Es la que está justo a la salida del tren. La reconocerás por la estatua del dios Hanuman de 15 metros de alto que está a la entrada.

cuevas de batu
La puerta de la izquierda es la entrada a la estación de tren. La entrada a Ramayana Cave está a la derecha de la estatua.

Dentro verás muchas esculturas del dios Rama, que narran su historia.

  • Cave Villa.

La nombro en esta entrada porque existe, y cada uno debe elegir qué ver o no. Es un recinto que según las opiniones de Tripadvisor no tiene mucho interés. Algunas figuras de dioses y una zona de terrario en el que los animales están es pésimas condiciones (algunos hasta muertos).

De primeras, yo diría que es una visita prescindible.

Precio y horario.

Entrar a las Batu Caves es gratis, y abren todos los días de 7:00 a 19:00.

Consejos para visitar las Batu Caves.

  • Para visitar las Cuevas de Batu, ten en cuenta (si eres mujer, no se por qué pero esta regla no se aplica a los hombres) que tendrás que ir con las piernas tapadas. Pantalones largos, falda o un pareo. Si no lo llevas no podrás entrar o tendrás que alquilar un pareo ahí.
  • En cuanto a los hombros, yo fui con camiseta de tirantes, y no tuve problema. Pero hay gente que dice que hay que ir con los hombros tapados también. Para quitaros problemas, mejor llevar camiseta con manga.
  • Con medio día es suficiente para visitar las Cuevas de Batu. (Al menos la principal, que es lo que nosotros hicimos).
  • Tened cuidado con los monos. No llevéis nada que os puedan quitar. Bolsas, comida, bebida… Y por favor, aunque veáis a gente hacerlo, no les deis comida.
  • Hay multitud de tiendas de souvenirs donde comprar recuerdos.
  • No os sorprendáis si el lugar está algo sucio y descuidado. La verdad es que para ser un lugar de turismo tan importante, el mantenimiento es insuficiente.
cuevas de batu

Como conclusión, si viajáis a Kuala Lumpur, hacer una excursión de medio día a las Cuervas de Batu es muy recomendable. Es barato, no se tarda demasiado y es un lugar curioso. bigsmile

Si te ha gustado este post puedes compartirlo. Cuesta muy poco y nos ayudas mucho. smile

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!