Desierto de la Tatacoa. Entre senderos y estrellas.

Un bosque seco tropical en Colombia. El desierto de la Tatacoa.

El Desierto de la Tatacoa fue una de las visitas que más me gustó e impresionó durante nuestro viaje por Colombia de 22 días. Había estado en otros desiertos por el mundo (en Perú, Egipto, Jordania y Estados Unidos), pero en ninguno de ellos había podido disfrutar de la astronomía de la forma que veríamos en este viaje, gracias a estar tan cerca del ecuador terrestre.

Vía Láctea en el desierto de la Tatacoa
Fotografía de la Vía Láctea en el desierto de la Tatacoa

La Tatacoa es la 2ª zona desértica de mayor tamaño de Colombia, por detrás de la Península de la Guajira. Y Colombia no es un país precisamente pequeño (más del doble de superficie que España).

desierto de la tatacoa
Sendero del Cuzco

Así que descubrir este colorido desierto era para nosotros toda una aventura y una motivación, sabiendo que en el se puede disfrutar de uno de los espectáculos astronómicos más impresionantes del mundo.

desierto de la tatacoa

Pero no solo hay estrellas en este “desierto” (técnicamente no lo es). Y es que el desierto de la Tatacoa es un bosque seco tropical, cuya principal característica es que presenta una fuerte estacionalidad de lluvias. Los colores ocres y gris que pintan el paisaje en sus diferentes zonas y su vegetación característica como los cactus o visitar algún “oasis“, son también actividades que os vamos a recomendar.

desierto de la tatacoa
En el sendero de Los Hoyos

Quizás también hace 500 años los conquistadores españoles hicieran una ruta parecida por estas tierras, cuando en 1538 Gonzalo Jimenéz de Quesada conquistador de la corona Española la llamó Valle de las Tristezas.

desierto de la tatacoa

Hoy en día la paleta de colores que lo forman, sus cielos estrellados y la tranquilidad del lugar, lo hacen una visita obligatoria en un viaje por Colombia.

– Qué ver y hacer en el desierto de la Tatacoa.

1- Caminar el sendero de Cusco.

desierto de la tatacoa
Es una ruta semicircular y es “prácticamente imposible perderse” ya que tenéis como referencia la carretera a vuestra espalda.

Esta es la zona donde el ocre domina el paisaje, y es por la que más nos gustó andar.

desierto de la tatacoa
Lo hicimos antes de que salieran los primeros rayos del amanecer. Hacía una temperatura perfecta y los colores era increíbles.

desierto de la tatacoa
Se puede acampar libremente en el desierto.
desierto de la tatacoa
Los enormes cactus son los árboles del desierto.

Hicimos el sendero completo, rodeados de las formaciones geológicas, los cañones secos y unas cárcavas laberínticas de arcilla que pueden llegar a alcanzar los 20 metros de profundidad.

desierto de la tatacoa
Caminando por el Sendero de Cuzco

El camino esta muy bien señalizado con postes, además de haber paneles explicativos en los puntos más importantes.

desierto de la tatacoa
Pero nosotros que estábamos literalmente emocionados haciendo fotos, nos debimos salir del sendero en algún momento y “nos perdimos“. Y aquí apareció nuestro “perro de la guarda” al cual llamamos “Desi”. bigsmile

Desi venía en principio con otro compañero también perruno. Los dos se nos acercaron, nos olieron, esas cosas que hacen los perros para saludar. Después de un rato nos quedamos solos con Desi. Íbamos de un lado para otro, seguíamos entretenidos haciendo fotos, nos parábamos y el estaba siempre cerca nuestro.

desierto de la tatacoa
Desi

En otro descuido, esta vez nos separamos Sarai y yo. Estaba haciendo fotos y viendo las aves…Sin darme cuenta me fui alejando. En esto veo que Desi viene hacía mi y se me queda mirando pero con el cuerpo señalando la dirección contraria a la que yo me dirigía. Su lenguaje corporal era claro, es por aquí. Ven.
No me digáis por que seguí al perro (bueno si, tengo cero orientación). Con el delante indicándome el camino a los pocos minutos llegué a donde estaba Sarai. Desi fue a una sombra y se tumbó tranquilamente. Ya nos había vuelto a juntar, su trabajo estaba hecho. bigsmile

No se si tenéis perro o si os gustan estos animales, pero yo en este momento quise traerme a Desi para España. Por desgracia no lo hice y muchas veces todavía me acuerdo de el.

Y así estuvimos mas de 2 horas recorriendo esta parte del desierto de Tatacoa con Desi a nuestro lado hasta que sin darnos cuenta y cuando casi estábamos llegando al final, desapareció. sad
Madre mía que “jartá de llorar” me pegué. El consuelo que me queda es que Desi había vivido toda su vida en libertad, y quizás la vida que yo le podría ofrecer en un piso no fuera mejor que la que el conocía. uneasy

Por no hablar que primero el perro tenía que querer venir conmigo (no le iba a secuestrar contra su voluntad), vacunarle, pasar una cuarentena para entrar España…Y que todavía tendríamos que llevarlo en los dos vuelos internos que teníamos en Colombia, ademas del de vuelta a España. Un “follón cojonudo”, por no decir que era imposible. sad

desierto de la tatacoa
Sendero de Cuzco

2- Caminar el sendero de Los Hoyos.

Aquí el color más característico es el gris.

desierto de la tatacoa
Sendero de Los Hoyos

Para llegar a este lugar si te alojas en la zona de los observatorios deberías hacerlo bien en bicicleta o tomando un tuk tuk. Se puede hacer andando pero son más de 7 kilómetros bajo un sol de justicia. Ojo con esto.
El tuk tuk nos cobró 20000 COP por los dos y nos dejo en la entrada del sendero.

desierto de la tatacoa
Aparcamiento y zona de inicio del sendero de  Los Hoyos

Si en el sendero de Cuzco te dije que era casi imposible perderse, aquí no es tan complicado.
La pareja con la que compartiríamos el tuk tuk de vuelta, nos contó que se tiro más de 3 horas perdidos por el desierto esa misma mañana. Así que no te confíes.

desierto de la tatacoa
Sendero de Los Hoyos

Al principio del camino, mientras vas bajando, encontrarás alguna zona en la que tendrás que ir con algo más de cuidado y pondrás a prueba tu equilibrio y habilidad.

desierto de la tatacoa

El sendero es también semicircular, bajando al cañón y girando poco a poco a mano derecha para terminar en la piscina natural (también se puede hacer al revés, empezando donde la piscina natural). Como consejo sigue el cauce y piensa que vas a tener que girar a la derecha y volver hacia atrás. No sigas de frente que puedes terminar en Venezuela.

desierto de la tatacoa

Aquí las formaciones rocosas son distintas a el Cusco además de por el color. Aunque el paisaje también es realmente impresionante.

desierto de la tatacoa

Al hacer esta caminata entrada ya el mediodía notamos muchísimo más el calor, así que es fundamental llevar agua. Después de casi una hora y con varios momentos en los que dudamos si nos habríamos perdido, por fin llegamos a…

desierto de la tatacoa
Final del sendero de los Hoyos y la piscina Natural al fondo

3- La Piscina Natural de los Hoyos.

Para finalizar disfrutaríamos más de una hora de la Piscina Natural de los Hoyos. Un oasis en medio del desierto donde poder refrescarte del calor de esa caldera.

Piscina Natural de los Hoyos

Cuando la ves sabes dos cosas:
1º No me he perdido y he llegado al final del camino.
2º Me voy a pegar un baño que me va a saber a gloria.

El sitio es tranquilo y rodeado de desierto. Parece que estas soñando y el sitio no puede ser real.

Piscina Natural de los Hoyos

Las instalaciones son muy básicas pero suficientes para estar a gusto. Hay varias piscinas, pero la que mejores vistas tiene es la más grande.
El precio de la entra es de 8000 COP. Puedes estar el tiempo que quieras.

4- Disfrutar de los amaneceres y atardeceres del desierto.

Una de las cosas gratis que puedes hacer en el desierto de la Tatacoa, es ver el amanecer y la puesta de sol.

desierto de la tatacoa
A esas horas la temperatura es muy agradable, los colores del cielo son una maravilla.

desierto de la tatacoa

Además la luz de la mañana no tiene nada que ver con la de por la tarde. Así que lo mejor que puedes hacer es ver uno de cada y comparar cual te gusta más. wink

desierto de la tatacoa

5- Observación astronómica.

Se podría decir que todos los desiertos del mundo son un lugar privilegiado para la observación astronómica. Y es que en estos lugares no hay contaminación lumínica (salvo en el desierto de Nevada cerca de Las Vegas tongue )

desierto de la tatacoa

El plus que tiene el desierto de la Tatacoa es su cercanía geográfica al ecuador terrestre.
Desde aquí se puede observar:
– Las 88 constelaciones.
– Ver los planetas, Venus, los anillos de Saturno, la constelación de Alpha Centauri o la Vía Láctea, entre otros cientos.
– Lluvias de meteoros…

Para realizar esta actividad se puede realizar en dos lugares: En el Observatorio Municipal o en el Observatorio Astronómico Astrosur.

desierto de la tatacoa

Nosotros lo realizamos en el Observatorio Astronómico Astrosur. Nos lo recomendaron en todos los lugares que preguntamos y también toda la gente con la que hablamos que había visitado Tatacoa.
Precio de la entrada: 5000 COP en temporada alta.
4000 COP en temporada baja.
¿A que hora comienza la actividad? Comienza a las 18:30 todos los días. Finaliza sobre las 21:00 – 21:30.
Duración: Sobre las dos horas y media – tres horas.
Página web del Observatorio Astrosur.

En qué consiste la actividad:

Comienza con una pequeña introducción por parte del astrónomo Javier Fernando Rua Restrepo.
Luego puedes ver en 5 o 6 telescopios y binoculares astronómicos desde planetas a estrellas o galaxias. Es impresionante.

desierto de la tatacoa

Una vez que todas las personas han mirado por los diferentes telescopios, tumbados o sentados en el suelo sobre un césped artificial, te van señalando planetas y estrellas, además de ir contando la naturaleza de los diferentes objetos celestes, como nacen y como mueren las estrellas y un largo etcétera.

desierto de la Tatacoa
Fotografía tomada por el Observatorio Astronómico Astrosur

Aunque no tengas conocimientos astronómicos (como nosotros) no se hace pesado, y es que poder estar acostado viendo literalmente el firmamento, es una gozada.

– Cómo llegar al Desierto de la Tatacoa.

Cambio de Pesos Colombianos – Euros: 1 euro = 3600 pesos colombianos (COP)

tuk tuk en Tatacoa

1º- Para ir desierto de la Tatacoa tienes que llegar a la ciudad de Neiva.
Nosotros cogimos un autobús desde Bogotá en la “Terminal Salitre” a primera hora de la mañana (sobre las 8:00). La duración media del viaje es de 5 horas 30 minutos.
El precio de este autobús fue de 35.000 COP por persona.

2º- Una vez que llegues a la terminal de autobuses de la ciudad de Neiva, en este mismo lugar debes contratar un pickup que te lleve al desierto de la Tatacoa.
Pero OJO que dependerá que sea fin de semana o festivo:

– Día festivo o fines de semana:
Si es festivo, la misma pickup que cogerás en Neiva te llevará por un precio por persona de 15.000 COP hasta tu alojamiento, si esta como muy lejos antes del 2º observatorio astronómico.
“Lo único malo” es que tendrás que esperar a que se llene si no eres tu el último.
Duración del trayecto: sobre una hora y media.

– Día laborable:
Tendrás que coger también una pickup en el mismo lugar que te he contado arriba. Pero te dejarán en la localidad de Villavieja, la ultima población antes del desierto de la Tatacoa.
El precio de este trayecto es de 7500 COP por persona.
Duración del trayecto hasta Villavieja: una hora aproximadamente.

Desde Villavieja deberás tomar un tuk tuk hasta tu alojamiento en el desierto. Nosotros que estábamos alojados entre los dos observatorios nos costó 7000 COP por persona.
Duración del trayecto hasta el desierto: Dependerá de donde esté tu alojamiento, pero sobre los 20-25 minutos.

tuk tuk en Tatacoa
Montados en el típico tuk tuk en Tatacoa

– ¿Y por que este “cachondeo” en el transporte entre los días festivos y laborales?
Según nos contaron, el servicio lo realizan normalmente los tuk tuks. Pero los días festivos y los fines de semana dejan que los pickups hagan la ruta completa desde Neiva a los alojamientos del desierto sin parar en Villavieja.

Al final lo que supone realmente es tener que hacer un transbordo más, y un “ahorro” de 1000 COP. uneasy

desierto de la tatacoa

– Dónde alojarse en el Desierto de la Tatacoa:

Hemos leído en varios sitios que hay gente que recomienda alojarse en Villavieja. No deja de ser un pueblo más sin demasiado encanto. Lo interesante de esta zona es el desierto, así que para nosotros la ubicación perfecta es entre los dos observatorios astronómicos.
Aquí hay bastantes alojamientos, y además están los dos observatorios y el sendero del Cuzco a tiro de piedra.

– Cuántas noches alojarse en el desierto.

Yo recomendaría un mínimo de 2 noches.
Nosotros estuvimos 3 noches, dos hizo un cielo perfecto para ir al observatorio y la tercera noche que queríamos repetir la visita del día anterior no pudimos, ya que estaba totalmente nublado. sad
Así que si vas solamente una noche y no tienes suerte, te puedes quedar sin ver las estrellas.

desierto de la tatacoa

Recuerda que el desierto de la Tatacoa no es un desierto, es un bosque seco tropical. Así que puede haber nubes y tormentas por la tarde… Elementos muy incompatibles para ver las estrellas.

desierto de la tatacoa– Hostal Noches de Saturno.

Elegimos este sitio porque habíamos leído muy buenos comentarios. Y la verdad que no nos defraudó para nada. Si volviéramos al desierto de la Tatacoa nos volveríamos a alojar sin dudarlo.

Hostal Noches de Saturno
Entrada al Hostal Noches de Saturno

El precio por noche en una habitación doble con baño privado: 70.000 COP.
Las habitaciones están limpias, tienen un ventilador y suficiente espacio para dejar las cosas dos personas. La entrada a la piscina está incluida en el precio de la habitación.

Hostal Noches de Saturno
Piscina del Hostal Noches de Saturno

También hay opciones mucho más económicas, desde hamacas hasta tiendas de campaña, o incluso te dejan una zona de acampada si llevas tu propia tienda. En estos tres casos si quisieras usar la piscina tendrías que pagarla aparte.

Hostal Noches de Saturno

Una de las cosas que hay que destacar y que más nos sorprendió fue el precio y lo ricas que estaban todas las comidas. Da igual que fueran desayuno, comida o cena. Impresionante.
El precio del desayuno era de 6000 COP por persona.
Las comidas y las cenas valían 13000 COP por persona y se incluida bebida.

desierto de la tatacoa

Y hasta aquí este post dedicado al Desierto de la Tatacoa. Espero que te halla inspirado para incluir esta parada en tus lugares imprescindibles que ver en Colombia.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla. Cuesta muy poco y nos ayudas mucho. wink

Shares

6 comentarios en “Desierto de la Tatacoa. Entre senderos y estrellas.”

    1. Hola Sandra. :)

      Si no vas con coche propio desconocemos si alquilan carros en Neiva. Pero si consigues alquilar o vas con el tuyo, yo diría al 99% que no hay ningún problema para llegar con el al desierto. Vimos bastantes coches durante nuestra estancia por los diferentes caminos del desierto.
      De todas formas y para estar segura al 100%, escribe al alojamiento en el que te alojes en Tatacoa o si no te vas alojar en ningún lugar por que vas con tienda de campaña, escribe o llama a alguno para preguntar. ;-)

      ¡Un saludo!

  1. Hola! gracias por el post, es super interesante y nos esta ayudando mucho en nuestra planificación.
    Quería preguntaros si habéis reservado los billetes de bus por adelantado o directamente en la estación?
    Saludos
    Leire

    1. Hola Leire. :)

      Nosotros los compramos directamente en la estación de Bogotá a primera hora de la mañana. Lo que si que vimos el día que llegamos a Neiva fue muchísima gente para volver a Bogotá, con todos los asientos llenos y gente teniéndose que quedar a dormir en la estación hasta el día siguiente. El motivo fue que ese día era festivo nacional y mucha gente había aprovechado para viajar a Neiva. Pero también te digo que nosotros nos fuimos 3 días después y no tuvimos ningún problema.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!