Los Jardines de Powerscourt – Irlanda.

Visitando la Mansión y Jardines de Powerscourt – Irlanda.

Hay múltiples y preciosos palacios con espectaculares jardines a lo largo y ancho de toda Irlanda. Os contamos en su día nuestra visita a Kylemore Abbey, un castillo de cuento en Irlanda. Y hoy le ha tocado a otra gran mansión, situada muy cerquita de la capital. La Mansión de Porwerscourt, fue una de las últimas visitas de nuestro primer viaje a Irlanda (Paisajes de Irlanda, 7 días en la isla esmeralda.)

powerscourt irlanda

Cómo llegar a Powerscourt

Los Jardines de Powerscourt, están a tan sólo 30 minutos en coche desde Dublín, por lo que es una visita que se puede hacer desde la capital si tenéis una mañana o una tarde libre.

En coche desde Dublín: salíd de la ciudad tomando la N11, hasta la salida 7. Llegaréis siguiendo las señales hacia Powerscourt Gardens. 

Estas son las coordenadas GPS (sacas de Google Maps) del aparcamiento de la mansión: 53°11’06.1″N 6°11’26.9″W

En transporte público desde el centro de Dublín: tomando el autobús 44 en O’Connell Street, dirección Enniskerry.

Horario y precio de entrada: 

Los jardines están abiertos todo el año (excepto 25 y 26 de diciembre) de lunes a viernes de 9:30 a 17:30 (cerrando en invierno al anochecer).

El salón de baile y las salas del jardín, los domingos de todo el año de 9:30 a 13:30 y los lunes (de mayo a septiembre) de 9:30 a 13:30.

La cafetería está abierta todos los días de 9:00 a 17:00.

powerscourt irlanda

El precio de la entrada a los jardines varía.

Del 1 de marzo al 31 de octubre, el precio de la entrada general es de 9,5€.

Del 1 de noviembre al 28 de febrero, la entrada general cuesta 7€. 

La visita

Powerscourt House, es, según Lonely Planet una de las “10 mansiones que merecen un viaje” y la verdad es que después de haberla visto, puedo decir que su puesto en la lista está bien merecido.

El palacio se levantó en 1731, en el lugar que ocupó un castillo normando y permaneció intacta hasta que en 1974 fue arrasada por un incendio. Mas tarde fue reformada e instalaron dentro un centro comercial, de productos artesanos típicos y una cafetería.

powerscourt irlanda

Salimos del edificio, y nos encontramos una amplia terraza, que se une a los lados con una escalinata. Si bajamos la vista, veremos un bonito mosaico hecho con piedras de diferentes tonos, todas ellas cogidas en la playa de Bray, para este fin.

powerscourt irlanda

Si nos asomamos, veremos una larga y elegante escalinata, que cruza un perfecto jardín italiano. Esta escalinata acaba en Triton Lake, un amplio estanque, cuya fuente central es una copia de la Fuente de Tritón de Bernini que hay en Roma.

powerscourt irlanda

Dentro de las dos hectáreas de terreno que ocupan los jardines, hay varios elementos que hay que mencionar.

A la derecha de Triton Lake, si lo miramos desde la mansión, hay una pequeña torre construida en 1911, la Pepper Pot Tower. La torre debe su nombre a que su diseño fue inspirado en un pimentero (pepper pot, en inglés) del vizconde de Powerscourt (dueño de la mansión).

powerscourt irlanda

Si seguimos bajando por la derecha, nos encontraremos con la serenidad hecha jardín, un jardín japonés. Lleno de coníferas, recovecos, bambúes…

powerscourt irlanda

En el lado opuesto del jardín japonés, a la derecha de Triton Lake, nos encontramos ante otra de las curiosidades de los jardines de Powerscourt.

powerscourt irlanda

Un cementerio en el que yacen las mascotas de la familia Wingfield. Veréis una serie de tumbas de perros, gatos, vacas, caballos… con sus respectivas inscripciones, algunas tan curiosas como estas:

powerscourt irlanda

También al mismo lado del jardín hay una parte amurallada, donde veréis elegantes fuentes, invernaderos, y árboles bajos muy bien cuidados.

powerscourt irlanda

En esta parte del jardín hay que destacar una puerta, la Bamberg Gate realizada en Viena en hierro forjado. La trasladaron desde la catedral de Bamberg en Baviera.

powerscourt irlanda

Después del paseo por este estupendo jardín, (que me sorprendió gratamente), aún nos quedaba un largo día por delante, veríamos Glendalough y recorreríamos la Military Road antes de llegar a visitar Dublín, donde pasaríamos los próximos dos días. Así que decidimos hacer una parada desayunando unos riquísimos bollos que compramos en el centro comercial.

powerscourt irlanda

Dentro de los terrenos de Powerscourt, se encuentra la cascada mas alta de Irlanda, de 121 metros de caída. Nosotros no la visitamos, porque sinceramente no sabíamos de su existencia. Pero si tenéis tiempo, puede ser una opción perfecta para completar la visita. La entrada general cuesta 6€.

En esta página web, encontraréis más información sobre horario, precios y cómo llegar tanto a la mansión como a la cascada.

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!