Conociendo Lisboa, Santa Maria de Belém (I)

La torre de Lisboa: Santa Maria de Belém.

Alejado del centro de Lisboa, al oeste de la ciudad enfrente del río Tajo, se encuentra el barrio de Santa Maria de Belém. En él, el rey Manuel I quiso dejar constancia de la expansión del imperio portugués, (del que esta zona fue testigo, ya que desde aquí desembarcaban las carabelas que partían hacia el “nuevo mundo”) construyendo una serie monumentos e iglesias. Los más famosos, son la Torre de Belém y el Monasterio de los Jerónimos, ambos construidos bajo el estilo manuelino, variación genuina portuguesa del estilo gótico. Ambos fueron declarados Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1983.

Cómo llegar desde el centro de Lisboa.

Lo más cómodo es el tranvía 15, que sale de la Plaza del Comercio. Aunque hay varios autobuses que paran también en la zona (28, 201, 727, 729 y 751) y que salen de distintos puntos de la capital.

Nuestro itinerario recomendado es la Torre de Belém, Monumento a los Descubrimientos, la Plaza del Imperio, el Monasterio de los Jerónimos, y por último, la famosa pastelería Pasteis de Belém.

Torre de Belém.

Más bonita por fuera que por dentro, fue edificada entre 1514 y 1519, bajo el reinado de Manuel I. Fue construida como fortaleza con el fin de proteger la entrada al puerto. Después pasó a ser el centro recaudador de impuestos y llegó también a funcionar como prisión. En sus orígenes estaba mas alejada del río que en la actualidad, los monjes del Monasterio de los Jerónimos tenían acceso directo al río.

santa maria de belem
Torre de Belém

Está formada por un baluarte abovedado, con muros de mas de 3 metros de ancho, y 16 aberturas por donde se asomaban los cañones, los cuales todavía se conservan; y la torre, de 35 metros de altura con 5 plantas, La Sala del Gobernador, La Sala de los Reyes, La Sala de Audiencias, La Capilla (hoy en día salas vacías) y por último La Terraza de la Torre, a la que si aconsejo subir.

santa maria de belem
Baluarte abovedado.

Como decía al principio, lo mas destacado es la decoración exterior de la torre. En ella podemos distinguir la influencia oriental e islámica que distingue al estilo manuelino. La cruz de la Orden de Cristo (esta orden militar portuguesa heredera del Temple, jugó un importante papel en los primeros descubrimientos, ya que ayudó en su financiación) aparece tallada en balcones, almenas…

santa maria de belem
Cruces de la Orden de Cristo. Puente del 25 de Abril al fondo.

Pináculos cónicos, cuerdas y motivos botánicos forman parte de la decoración exterior.

santa maria de belem

La imagen de la Virgen del Feliz Retorno, se encuentra mirando al mar como símbolo de protección a los marinos.

santa maria de belem
Virgen del Feliz Retorno.

Pero quizá el elemento decorativo más especial, es la cabeza de rinoceronte que adorna una de las atalayas. Se trata del primer rinoceronte que entró vivo en Europa desde el siglo III a.C. Llegó a Lisboa como regalo a Manuel I, en Mayo de 1515, y tal fue la fama que adquirió que para que lo viera el Papa León X, lo embarcaron al Vaticano. Pero no sobrevivió a la travesía, ya que una tempestad hundió el barco. Se dice que Durero se basó en la descripción (ya que nunca llegó a verlo) de este animal para realizar su famosa ilustración.

La Torre de Belém se ha convertido en un símbolo de la expansión portuguesa y merece la pena ser visitada.

Horario:

Octubre a Abril: 10:00 a 17:30h. Mayo a Septiembre: 10:00 a 18:30h. (Última visita media hora antes del cierre).

Precio entrada:

Individual: 6€.

Torre de Belém+Monasterio de los Jerónimos: 12€

Web: http://www.torrebelem.pt/

¿Queréis saber qué mas vimos ese día? Aquí podéis ver la segunda entrada de Santa Maria de Belem

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!