Excursiones de un día – Patones en Madrid


Pueblos de Madrid con encanto: Patones de Arriba

Vamos saliendo de un invierno, que aunque bastante cálido (y sobre todo seco) en Madrid va apeteciendo hacer excursiones por los alrededores de la comunidad y aprovechar que los días son más largos. Y unos de los pueblos más bellos durante estos meses no tan calurosos, es Patones en Madrid. En Patones de Arriba puedes pasar un día estupendo, paseando por sus calles, comiendo de miedo en uno de los restaurante de calidad que hay, haciendo rutas de senderismo y hasta escalando.

patones

Este pequeño pueblo, tiene una larga historia, ya que su origen se remonta a principios del siglo XVI. Patones perteneció a la jurisdicción de la Villa de Uceda hasta 1769, año en el que se independizó.

patones

La figura del Rey de Patones, es muy comentada. Y es que se dice que al máximo dirigente de la villa se le denominaba Rey de Patones. Esta persona, era una especie de juez de paz que también administraba justicia entre los vecinos.

Las obras de canalización de agua del Canal de Isabel II (que podréis ver por toda la zona) tuvieron lugar durante el siglo XIX.

patones

Durante el siglo XX, la población de Patones de Arriba se fue trasladando al lugar que hoy ocupa Patones de Abajo. Hasta que en los años 60, queda despoblado y abandonado. Pero unos años mas tarde, durante los setenta, comienzan los trabajos de reacondicionamiento del pueblo, se reedifican casas, se abren restaurantes, y tiendas de artesanía. De esta manera, este pueblo que podía haber quedado en el olvido, es hoy en día un reclamo rural turístico que vive por y para aquellos que nos acercamos a pasear por sus calles y disfrutar de su gastronomía a lo largo de todo el año.

patones madrid

Y es que Patones en Madrid, tiene una arquitectura cuidada y original. Lo que se conoce como arquitectura negra, y tiene este nombre porque el principal material que se usa es la pizarra, lo que le da ese aspecto negruzco a las construcciones. Hay pizarra por todas partes. Casas, muros y pavimento han sido construidos con piedra, barro, madera y abundante pizarra.

patones madrid

Nuestra visita a Patones, consistió en un paseo por el pueblo. Recorrimos las calles de abajo hacia arriba, para acabar comiendo en uno de los múltiples restaurantes que tiene. Y es que, aparte del aspecto encantador del pueblo, con sus calle empinadas y estrechas, y su casas tan cuidadas. El otro atractivo es la gastronomía de la zona.

Podréis ver la fuente nueva y el lavadero tradicional. Con dos zonas, una para lavar y otra para aclarar.

patones madrid

La iglesia del pueblo, que se construyó en 1753 en el lugar que antes ocupaba una ermita, es ahora el Centro de Iniciativas Turísticas, educativas, culturales y de Ocio. Cuando la población se trasladó a Patones de Abajo, esta iglesia quedó en desuso.

patones madrid

Si sois de buen comer, os encantará visitar este pueblo, ya que la oferta gastronómica es de comida tradicional, sabrosa y contundente. Hay al menos una decena de restaurantes en Patones de Arriba. Nosotros comimos en el Bodegón de Patones. De primero, una migas que estaban de vicio, y de segundo un solomillo que estaba rico y bien hecho. Los precios son similares en todos los restaurantes (al menos en los que nos fijamos). El restaurante es el Rey de Patones, con precios más caros eso sí.

patones

Cómo llegar a Patones de Arriba:

Tendréis que tomar la Autovía del Norte, A-I, y coger la salida del Km 50 en dirección a Torrelaguna por la Nacional 320. Una vez hayáis pasado Torrelaguna, tendréis que seguir hasta Patones de Abajo por la M-102.

No se puede subir hasta el pueblo en coche, hay un aparcamiento a unos 700 metros de la entrada. El parking no es muy amplio, así que si vais en temporada alta o en fin de semana puede que tengas que dejar el coche un poco más lejos y andar un poco más. Pero ojo con dejar el coche en los márgenes de la carretera de subida porque te puedes encontrar con una desagradable multa a tu vuelta, es mejor que madrugues para asegurarte un sitio en el aparcamiento.

patones

Para completar la visita, os podéis acercar hasta el embalse del Atazar, a unos 15 minutos en coche. (Aquí tenéis las coordenadas GPS de uno de los miradores, sacadas de Google Maps: 40.908269, -3.472161). Hay unas bonitas vistas del pantano y de la zona.

patones

Si queréis tener más información sobre Patones, pinchad aquí.

Otro lugar perfecto para hacer una excursión de un día es visitar el Castillo de Manzanares el Real en Madrid, siempre gusta a niños y mayores.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo. Cuesta muy poco y nos ayudas mucho. wink

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!