La Torre Redonda o Rundetaarn en Copenhague

Miradores de Copenhague, La Torre Redonda.

Conocida como la Torre Redonda o Rundetaarn, es uno de los monumentos más populares de Dinamarca y también de los mejores miradores para disfrutar de la ciudad de Copenhague desde las alturas. Esta torre redonda que alcanza los 34,8 metros de altura, cosa que puede parecer muy poca para poder ver una ciudad desde lo alto no lo es, ya que Copenhague es una ciudad muy llana. Además  este mirador se sitúa en su centro histórico, lo que la localiza en un enclave privilegiado. wink

torre redonda copenhague

Desde mi punto de vista, una de las cosas buenas que tiene, es que no es el típico mirador al que para llegar a su punto mas alto hay que subir por una tortuosa escalera, con cientos de peldaños, gente empujando por detrás y con tan poco espacio que a veces no hay ni siquiera un sentido de bajada y otro de subida. Lo bueno de La Torre Redonda es que subimos por una rampa en espiral empedrada de 209 metros de largo, que da siete vueltas y media a la torre. Parece que esté diseñada especialmente para mí que odio subir escaleras… tongue

torre-redonda-copenhague

Historia de la Torre Redonda:

Christian IV (rey de Dinamarca y Noruega) decide mandar construir esta peculiar torre a Hans van Steenwinckel el Joven, (con un estilo barroco holandés) para crear un complejo conocido como Trinitatis Complex, que uniría la Iglesia de los Estudiantes, la Biblioteca Universitaria y el Observatorio Astronómico en un sólo edificio. Entre 1637 y 1642 (después de 5 años de obras) es inaugurada. A día de hoy se sigue usando para tal fin, lo que hace que sea el observatorio en funcionamiento más antiguo de Europa.

torre-redonda-copenhague

En 1642 durante la ceremonia de inauguración, Christian IV recorrió en su viaje inaugural toda la rampa subido a un caballo. Y aquí da comienzo el momento “Jackass” protagonizado por reyes en este lugar. Para igualar el reto, Pedro el Grande (zar de Rusia), en 1716 decide repetir la “gesta”. Ante esto y ya vamos subiendo el listón de la apuesta, su mujer Catalina I viendo que ir a lomos de un solo caballo era muy fácil, realizó el recorrido subido a un coche tirado por seis equinos. Vamos que ya sabemos quien llevaba los pantalones en el palacio ruso. wink

A día de hoy que no se deja introducir caballos en el Rundetaarn, su equivalente moderno sería la carrera ciclista que se realiza anualmente, y en la cual gana aquel que consiga subir y bajar la torre en menos tiempo sin caerse de la bicicleta. Algo que debe ser digno de ver. tongue

Durante todos sus años de historia el Rundetaarn ha sido castigado con varios incendios. En el Siglo XVIII tuvo que se reconstruido parte del observatorio del piso superior.

Visitando la Torre Redonda:

Lo primero que nos llamará la atención será la rampa de subida que nos lleva a su parte más alta. Una rampa muy bien adoquinada que junto con la limpieza de sus paredes blancas, nos da más la sensación de estar caminando por una calle con paredes estrechas con un “pequeño” desnivel, que subiendo por una torre para llegar a un mirador.

torre redonda copenhague

En la subida hay varios lugares en los que iremos parando, ya que son parte de la historia de la Torre Redonda:

– La sala de la Biblioteca.
En la actualidad sus 900 metros son un centro de exposiciones, y donde una vez a la semana se celebran conciertos de música popular, clásica y jazz.
Aquí también hay una tienda y una cafetería.

torre-redonda-copenhague

– El váter de la Torre Redonda.
Durante nuestra subida podemos encontrar dos WC que siglos atrás dieron alivio a muchos visitantes. Uno está al lado de la sala de exposiciones y otro en el piso de arriba. El de al lado de la biblioteca ha sido restaurado y se puede “observar”, que no usar… tongue

torre redonda copenhague
Como curiosidad comentar que algunos de los culos más ilustres de Copenhague lo han utilizado. Y es que Hans Chrtistian Andersen solía visitar la biblioteca adyacente, por lo que se supone que le haría alguna visita. wink
Y hablando de Andersen… En su cuento “El encendedor de yesca”, parece ser que esta es la torre a la que se refiere en el cuento.

– El Desván de las Campanas.
En este sitio a día de hoy hay una construcción de madera, y que tiempos atrás fue el “tendedero” de ropa de los vecinos de la ciudad.

torre-redonda-copenhague
Y es que con el clima de Copenhague no es de extrañar, ya que no es para dejar la ropa en la ventana.

torre-redonda-copenhague

– El núcleo hueco.
Cuando pongas tus pies sobre el cristal del agujero, estarás 25 metros sobre el punto cero de Dinamarca.
A finales de 1760 el astrónomo Thomas Bugge se encargó de supervisar y dibujar un mapa preciso del Reino de Dinamarca, y la Torre Redonda fue el punto cero de latitud y longitud desde donde partieron los cálculos.

torre redonda copenhague

– El Planetario que es una representación tridimensional del sistema solar.

torre redonda copenhague

– La Terraza.
Desde donde podemos disfrutar de una panorámica de 360º de la ciudad de Copenhague, pero que una vez visitada la Torre Redonda quizás no sea el motivo principal, ya que hemos descubierto un edificio muy interesante y con mucha historia. wink

torre redonda copenhague

– El observatorio.
Usado por la Universidad de Copenhague desde 1861, ahora es usado por astrónomos amateur y aficionados en general para disfrutar del cielo. La Torre Redonda ha tenido diferentes observatorios y el último data de 1929. El observatorio (telescopio) tiene 6,75 metros de alto y 6 metros de diámetro. Y tiene un telescópio refractor de con una focal de 80 – 450x.
Si hacéis la visita en los horarios que está abierto al público, podéis mirar por su telescopio. Nosotros no pudimos hacerlo ya que estaba cerrado cuando lo visitamos. Si lo que queréis es además poder disfrutarlo, podéis ver las fechas y las horas en que esta abierto al público: Horario del observatorio Torre Redonda, aquí.

Cuando decidimos visitar Copenhague y planificamos las visitas, sabíamos que la Torre Circular tenia que ser una de las que teníamos que hacer si o si. Y es que entre lo original del conjunto arquitectónico y su curiosa historia, nos llamó mucho la atención. La pena fue el no poder bajar en un monopatín o algún vehículo parecido su rampa, y disfrutar de la sensación que tiene que ser algo realmente increíble. tongue

torre-redonda-copenhague

INFORMACIÓN ÚTIL:

Dirección: Købmagergade 52. Copenhague, Dinamarca.

Horarios:
Del 21 Mayo al 20 Septiembre
Todos los días de 10:00 a 20:00.

Del 21 Septiembre a mediados de Octubre.
Todos los días de 10:00 a 18:00.

Mediados de Octubre a mediados de Marzo.
Lunes, jueves, viernes, sábado y domingo: de 10:00 a 18:00.
Martes y miércoles: 10:00 a 21:00.

Mediados de Marzo al 20 de Mayo
Todos los días de 10:00 a 18:00.

Cerrada los días 24 y 25 de Diciembre y el 1 de Enero.

Precio de la entrada de la Torre Redonda:25 Dkk coronas danesas.

Teléfono: 3373 0373

Página web de la Torre Redonda.

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
error: Content is protected !!